lunes, 23 de julio de 2012

Un arrecife de coral entre las empresas II - Homeostasis

En el post anterior hablamos de simbiosis, en este caso, entre los arrecifes y las empresas aparece la segunda semejanza... ¿Por qué homeostasis?

Un arrecife de coral sufre continuas perturbaciones, desde meteorológicas a antropogénicas, que intentan alejar el ecosistema de su equilibrio, sin embargo, el arrecife es capaz de soportar y amortiguar estos cambios prácticamente sin modificar su organización. A esta propiedad emergente característica de sistemas complejos se le denomina homeostasis.

Un sistema complejo es aquel que presenta varias características: por un lado una alta variabilidad y gran número de individuos y por otro, una distribución en red determinada llamada Small World. Así que por un momento estudiaremos el arrecife basándonos en las relaciones entre sus especies, conectados a modo de red y a múltiples niveles.


Gracias a singularidad.wordpress.com/


Los patrones Small World cumplen una regla básica: en comunidades de gran biodiversidad, unos cuantos individuos clave vinculan al resto de grupos que, de lo contrario, estarían desconectados. Es decir, pocos individuos con muchas conexiones! (Free scale)

Sin embargo, lo que realmente me interesa de este tipo de redes es su dualidad robustez-fragilidad ante las perturbaciones, por ejemplo:

Si eliminamos individuos (nodos de la red) al azar, el sistema coralino se presenta altamente homeostático, es decir, recupera las condiciones iniciales a la perturbación, pero ante la eliminación selectiva de los individuos más conectados, la red se manifiesta frágil, pierde biodiversidad, por lo tanto complejidad y como consecuencia, se fragmenta.

¿Cuál sería un gran nodo en el arrecife? Por ejemplo, los cnidarios que forman la estructura de soporte. Si aumenta la temperatura del agua se produce el llamado blanqueamiento del coral. En estos casos el coral pierde la simbiosis y acaba muriendo,  lo que puede conllevar la extinción del ecosistema completo.

Fotos gracias a @guille_9
Vayámonos por un momento a la realidad de nuestro tejido empresarial: Asumimos que, debido a la alta variabilidad y número de individuos, se comporta como un sistema complejo, con su patrón en red incluido, ¿podría la desaparición de empresas de alta conectividad hacer peligrar el sistema completo?, ¿habría empresas clave?.


Podemos denominar una especie o empresa como clave si su desaparición produce fragilidad en el sistema y esto lo podemos medir en la pérdida de biomasa arrastrada por esta primera extinción. 

Visto así, podríamos decir que especies con alta conectividad, como la administración o grandes grupos empresariales, serían especies clave, ¿Estamos de acuerdo?

No obstante, otro ejemplo: Entre 1983 y 1984 se produjo la muerte del 95% de los erizos del caribe, lo que disparó la muerte de más de la mitad del coral. El motivo: La ausencia de este animal "come-algas" hace que éstas se propaguen, no dejando espacio en el suelo para el asentamiento de nuevo coral.

Volviendo al tejido empresarial, no solo las grandes empresas son especies clave, la eliminación de PYMES también puede llevar al colpaso de esta red.

Al igual que los erizos, la desaparición de especies con menos conexiones, más pequeñas o menos abundante también tiene consecuencias, de modo que ¿Cuáles son las especies-empresas clave para mantener la homeostasis del sistema?, ¿dónde hacemos el esfuerzo de conservación?...

El tercer punto de similitudes entre arrecifes y empresas es la especialización… pero como dijimos, eso será un último post!

Emilio Solís
@emi_sb

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu aporte!